Parque nacional del Istmo de Curlandia

El Istmo de Curlandia en la costa del Mar Báltico es uno de los ecosistemas marinos más bellos e interesantes de Lituania. El istmo de arena -en lituano Kuršių Nerija- y la laguna están protegido por el parque natural creado en 1991.  Sus dunas de arena están consideradas las más grandes de Europa en su especie de colinas móviles.

Vista aérea del istmo de Curlandia
Vista aérea del istmo de Curlandia

La barra de arena tiene una extensión de 98 kilómetros, de los cuales 52 están en territorio de Lituania, mientra que el resto recorre hacia el sur la franja perteneciente a Kaliningrado (Rusia).

El istmo recibe el nombre del lago de Curlandia, separado del mar por la lengua de tierra cuya anchura va de los 400 metros en la parte más estrecha a los casi 4km (3,8km) en la parte más amplia. Durante siglos el ser humano ha luchado literalmente contra viento y marea para evitar la erosión del istmo, consciente de que la repoblación forestal es la mejor forma de compactar el terreno y evitar que se desintegre. Esta labor de supervivencia y conservación del hábitat sirvió para el reconocimiento de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

El Istmo se formó hace solo 5 mil años, y en la Edad Media (entre los siglos IX y XI) hubo un asentamiento prusiano de carácter comercial con territorios escandinavos, siendo muy notable la venta de ámbar, preciado material que abunda en la costa lituana.

Tras varias invasiones de las tribus escandinavas, Kaup fue ocupado por los caballeros teutónicos que cristianizaron la zona y establecieron una red de castillos defensivos Memel , Neuhausen y Rossitten durante el siglo XIII.

El istmo aparece mencionado en los relatos orales de la mitología báltica, llamada Neringa, cuya fortaleza hizo que creara la barra de arena.

La deforestación continua  en los siglos  XVII y XVIII, debida al aumento de las zonas de pastoreo, al uso de madera como combustible y material de construcción de barcos para la batalla de Gross-Jägersdorf en 1757, provocó que las dunas de arena perdieran la sujeción de las raíces de los árboles y se desplazaran agresivamente sepultando los asentamientos humanos. Por ello a finales del XIX el gobierno prusiano trabajó para fijar las dunas, creando una cresta protectora de dunas a lo largo de la orilla del mar para evitar el movimiento de arena hacia el interior, reforzada con árboles y setos de matorrales.

Casas de pescadores de colores en Nida
Casas de pescadores de colores en Nida

Desde finales del siglo XIX, el paisaje de dunas alrededor de Nida se hizo popular entre los pintores de paisajes y fauna de la escuela de artes Kunstakademie Königsberg. La posada local de Herman Blode era el núcleo de la colonia de artistas expresionistas. Lovis Corinth fue uno de los pioneros y después llegaron Max Pechstein, Alfred Lichtwark, Karl Schmidt-Rottluff,  Julius Freymuth y Eduard Bischoff visitaron la zona, al igual que poetas como Ernst Wiechert y Carl Zuckmayer. Los pintores generalmente tomaban alojamiento en el hotel de Blode y dejaban algunas de sus obras allí como agradecimiento. Algunos también construyeron sus propias residencias en los alrededores como el escritor Thomas Mann.

Hasta el siglo XX, la mayoría de las personas de la zona se ganaban la vida pescando. De 1901 a 1946, el pueblo de Rossitten, ahora Rybachy, se convirtió en el sitio del Observatorio de Aves Rossitten, el primero del mundo, fundado por el ornitólogo alemán Johannes Thienemann, debido a la importancia del istmo como paso de la migración de aves.

Después de la Primera Guerra Mundial y la derrota prusiana, Nida, junto con la mitad norte del istmo se convirtió en parte de la Región Klaipėda tras el Tratado de Versalles de 1919 y fue anexada por Lituania en 1923. La aldea siguió siendo un asentamiento de mayoría alemana .

En 1929, el escritor ganador del Premio Nobel Thomas Mann visitó Nida durante unas vacaciones en la cercana Rauschen y decidió construir una casa de verano en una colina sobre la laguna. Él y su familia pasaron los veranos de 1930-32 en la cabaña . Amenazado por los nazis, Mann dejó Alemania después de la toma de poder de Hitler en 1933 y nunca regresó a Nida. Después de que la región de Klaipeda fuera nuevamente anexada por la Alemania nazi en 1939, su casa fue confiscada por orden de Hermann Göring y sirvió como casa para los oficiales de la Luftwaffe.

La población alemana fue expulsada por la fuerza después de la Segunda Guerra Mundial por las fuerzas soviéticas ocupantes, acompañada de una amplia limpieza étnica. Al igual que en otras partes del actual Óblast de Kaliningrado, la asimilación del territorio y la colonización por parte de los colonos rusos se completó cambiando los topónimos alemanes a los rusos en toda la parte del istmo controlada por Rusia.

Qué ver en el Istmo de Curlandia

El itsmo se abre al mar al norte junto a la ciudad de Klaipėda, uno de los destinos turísticos de playa más conocidos y frecuentados de Lituania. Fue precisamente el turismo alemán (parte descendientes de los prusianos que vivían aquí) el que puso de moda la zona tras la independencia lituana, ya que los alemanes no necesitaban visado en Lituania.

El istmo tiene dos orillas bien diferenciadas, la interior que da al lago más bien rocosa y de aguas plácidas y la que da al mar Báltico con playas de arena fina y oleaje intenso. Hay varias localidades: Nida, Juodkrantė, Preila y Pervalka que como si fueran barrios forman parte de  Neringa y Smiltynė, Alksnynė, Morskoe, Rybachy y Lesnoy.

Playas del istmo de Curlandia
Playas del istmo de Curlandia

Al sur, cerca de la frontera con Rusia, Neringa y Nida se han convertido en los centros turísticos por excelencia, con playas abiertas al mar Báltico, incluyendo una nudista.

Algunos de los puntos destacados a visitar son la llamada “Colina de las brujas” ( Raganų Kalnas ), cerca de Juodkrantė. Es un bosque con totems de madera de carácter mitológico reproduciendo dioses paganos previos a la cristianización. El mismo Juodkrante es un buen punto para bsucar alojamiento y llevar a cabo las excursiones por el istmo, o conocer la gastronomía con platos como el pescado ahumado en sus restaurantes.

La Reserva Natural de Nagliu (Naglių gamtos rezervatas) permite acercarnos – hay áreas delimitadas para su protección –  al paisaje de dunas, entre las que destaca  Agilos kopa, que es conocida por superar los cincuenta metros de altura y por estar abierta al público. Sin embargo no es la más alta, ya que Vecekrugo kopa alcanza los 67 metros de altura.

Nida es la población más grande del istmo, y aquí se concentra la mayor oferta de hoteles y restaurantes. Se encuentra cerca de la frontera con Rusia. El escritor británico Thomas Mann acudió al istmo durante varios veranos para disfrutar de sus vacaciones, y es posible visitar su casas museo en Nida, además del Museo del ámbar y el Museo etnográfico del pescador..

A las afueras de la población, siguiendo un paseo de un par de kilómetros se puede visitar la Duna Parnidis (Parnidžio kopa). En lo alto hay un reloj solar hecho de granito de 13,8 m de altura. y si ubicación es fantástica para ver el istmo desde lo alto. Es importante respetar el sendero señalado ya que los científicos han estudiado el impacto que tiene el humano a la hora de alterar la forma de la duna si se escala por otros lados.

Qué hacer en Curlandia

Además de las excursiones en bici se pueden llevar a cabo rutas en kayak por la costa.

Información práctica para visitar el istmo de Curlandia

Como moverse por el Istmo de Curlandia

Una de las mejores maneras para conocer y moverse por el istmo es el carril bici que va desde  Nida hasta Smiltyne, siguiendo un camino de 55 kilómetros. El relieve es prácticamente llano, seguro, tranquilo y bien señalizado, lo que permite que familias con niños lo recorran sin dificultad. Hay empresas de alquiler de bicicletas en casi todos los pueblos y no hay problema para recogerla en un punto y devolver la bici en otro. Desde el puerto de Smiltyne hay un ferry que conecta con Klaipeda

El paisaje frente al mar y con las dunas y los bosques es uno de los grandes motivos para venir a Curlandia, y es habitual divisar animales como jabalíes,  ciervos o zorros, además de numerosas aves. Entre 10 y 20 millones de aves vuelan sobre esta zona durante las migraciones de primavera y otoño, y muchas hacen una pausa para descansar o reproducirse .

Mapa del Istmo de Curlandia en la costa de Lituania
Mapa del Istmo de Curlandia en la costa de Lituania

Cómo llegar a Curlandia

Klaipeda es el punto para abordar la visita al istmo a través de dos puertos: el Puerto Viejo (Senoji perkėla en lituano) se utiliza para los ferries de peatones y bicicletas; y el Puerto Nuevo (Naujoji perkėla en lituano) para coches, peatones y bicis. Desde ambos puertos los ferries llegan a Smiltyne, desde donde en coche se discurre hacia el sur siguiendo el istmo, o en bicicleta a través de los carriles indicados. Otra opción es el bus que es el transporte público utilizado para llegar al sur. En verano hay un ferry que conecta directamente Klaipeda con Nida.

Conviene revisar bien los horarios para organizar la visita al istmo y así no perder excesivo tiempo esperando las conexiones de ferries. Por otro lado hay que señalar que hay un pago extra (peaje) para los visitantes que llegan en coche.

Mapa del istmo de Curlandia
Mapa del istmo de Curlandia

Alojamiento y hoteles en el Istmo de Curlandia



Booking.com

Mapa del Istmo de Curlandia